Buscar

Si hay silencio, ¡Corre! 

¡Hola amiguitas!

Hoy os quiero hablar de un tema delicado y espinoso: "el silencio", el terrible silencio al que antaño estábamos acostumbradas y no prestábamos atención y ahora añoramos pero tememos a partes iguales.

El otro día me dejaron sola por primera vez en dos meses y me quedé en la misma postura con todo apagado, en silencio absoluto ¡Qué placer, por favor! Como lo echaba de menos... Aunque a la media hora ya estaban aquí, no fuese que los echase de menos y me pusiese triste o algo... ¡Qué rabia me dio! Aún y así todas sabemos porque tememos al silencio ¿Verdad?

En mi casa es una dura lección que aún no he llegado a aprender del todo, pelín lentilla yo...


Cuando hay silencio absoluto pregunto:

"¿Qué hacéis?"

Si la respuesta es concreta del tipo:

"Estamos jugando a tal cosa o estamos viendo tal dibujo o estamos comiendo tal alimento" Puedo quedarme un poco tranquila. Si está absorvigirl y contesta ella significa que no está pasando nada, pero si está absorvigirl y no contesta tenemos un problema, seguramente se haya quedado empanada con los dibujos y minilapagirl tiene carta blanca para sus inocentes maldades...



Entonces viene otra pregunta:

"Cariño, ¡por favor! Te estoy hablando, ¿Qué está haciendo tu hermana? ¿Puedes mirarlo?" Y en la mayoría de los casos contesta con un sí, pasan unos segundos y se escucha:

"Ay, ¡La madre...!"

Y ahí va la madre corriendo, dejando todo y sin importar nada más, para descubrir lo que

está haciendo la pequeña lapa y que la lapa mayor es incapaz de verbalizar.


Si minilapagirl está sola puedes preguntar lo que quieras, que no te va a responder nunca, pasará de ti. Así que es mejor correr cuando tu mente asimile que ese silencio es excesivo y anormal, porque algo está pasando seguro, mejor no alargar la agonía del que pasará y acelerar para no darle mucho tiempo a que encadene varias trastadas.

Los desastres en casa han sido muy variados, y todo por no correr a tiempo, pero es que son muy rápidas.


Van desde paredes y puertas pintadas (hay un dibujo en la puerta del lavabo que es un garabato que hizo absorvigirl cuando tenía dos años, dijo que era arte y era un perro. Hoy en día sigue insistiendo en que es un perro) pintarse ellas mismas de arriba a abajo, maquillarse con rotuladores indelebles como lady bug y maquillar a la perrabasurillas, incluidas las uñas (perrabasurillas por lo visto comprendió que debía estar más bella, porque ni se movió) también han pintado muebles, suelo y muñecos. Antes de ayer le tocó a peppa pig, a George no, que ya sabéis que minilapagirl es fan.



Absorvigirl tiraba todos los CD's del mueble, minilapagirl es más de sacar las toallitas del paquete.

El otro día me encontré con las toallitas de dos paquetes sacadas, y también uno de pañuelos de papel, y es que tenía un moco... Debía de ser un moco enorme...

Ahora tiene fascinación por sacar el heno de la coneja y esparcirlo por todos sitios... Es reincidente... Últimamente lo hace mucho y eso se debe a que es una pasota.


Las discusiones entre absorvigirl y minilapagirl son las siguientes:

Absorvigirl: ¡Muy mal! ¡Estoy muy enfadada porque esto que has hecho está muy mal!

Minilapagirl: Tí, mu' mal...

Nunca se dijo más claro y con menos palabras: "me la suda". Y es que mientras le hablas mira hacia otro lado, y repite lo último que has dicho como si eso fuera suficiente y ya no contase la trastada que ha hecho.

A veces suelta un: "No má mamá, no má" Pero sí más, en cuanto me despisto...

Y es que no le afecta nada, le da todo igual. ¿La has pillado? Pues vale, se pone a recoger el heno, y hasta la próxima. Va a su bola y le encanta, ¿Para qué preocuparse? Es mucho mejor disfrutar.


¿Vosotras teméis al silencio como yo? Es muy de madre, ¿Verdad? ¿Qué trastadas os han hecho vuestros peques?


Suscribíos y comentármelo, me encantará leer vuestras batallitas con el silencio.


Hijotada de hoy:


- Mamá, en el lavabo no hay toallitas y se me ha escapado un poco el pipí en el suelo

- ¿Cómo se te puede escapar el pipí en el suelo?

- Pues no se mamá, de una manera normal, le pasa a todo el mundo.


¡Hasta otra amiguitas!



Suscríbete y no te pierdas las novedades

©2020 por Una mamá desquiciada. Creada con Wix.com